miércoles, 16 de agosto de 2017

TEÑIDO DE FLORES FRESCAS CON COLORANTE DE ALIMENTOS

1Escoge las flores. El proceso del teñido de flores frescas implica mezclar colorante con agua para esperar a que las flores lo absorban. Las flores que metas al agua absorberán el color, así que lo mejor es buscar flores de colores claros. Entre las opciones más populares se encuentran las rosas blancas, las margaritas, las orquídeas, los crisantemos blancos y la flor de zanahoria silvestre, pero puedes utilizar cualquier flor de color pálido.

Escoge los colores. Decide el color que quieras. Si usas colorante líquido de alimentos puedes mezclar los colores para conseguir el que quieres. Por lo general, los envases de colorantes líquidos de alimentos vienen en amarillo, rojo, verde y azul, pero puedes mezclarlos para crear otros colores. También, puedes usar tintes en polvo especiales para flores.

Prepara el agua coloreada. Llena un florero con suficiente agua tibia como para que los tallos de las flores queden sumergidos. Agrega comida para flores y colorante al agua. No existe una ciencia exacta para echar el colorante; si agregas más, las flores tendrán colores más vivos, si agregas menos, tendrán colores más pálidos.

Prepara las flores. Antes de que las metas en el agua con colorante, tendrás que recortar los tallos. Con una tijera de jardinero o una tijera afilada, corta los tallos a 2,5 cm o 5 cm de la base, en un ángulo de 45 grados. En este punto, quita las hojas que no quieras que estén de más. Esto permitirá una absorción óptima del agua, lo cual acelerará el tiempo total que requieren las flores para cambiar de color.
Después de recoger las flores puedes dejarlas a un lado sin agua durante un par de horas. Se pondrán sedientas y una vez que cortes los tallos y los pongas en la solución del tinte absorberán el color bastante rápido.
 
Pon las flores en el agua y espera. Toma el buqué de flores y ponlo en el florero preparado con agua coloreada. El color no se verá en los pétalos inmediatamente, pero no tomará mucho tiempo. Dependiendo de la flor, podría tomar de 1 a 6 horas para que tomen bien el tinte. Mientras más tiempo las dejes en el tinte, más intensos serán los colores.


Retira las flores de la solución de tinte. Recorta los tallos y ponlas en un jarrón con agua fresca y comida de flores. Para mantener las flores frescas, debes poner agua nueva en el florero por lo menos cada dos días, agregando alimento fresco para flores cada vez. El color permanecerá en las flores hasta que finalmente se marchiten y mueran.


Fuente:  http://es.wikihow.com





lunes, 17 de julio de 2017

HERMOSA HISTORIA SOBRE LOS LIRIOS PERUANOS-ALSTROMELIAS



Un día mientras pensaba en mi flor favorita, la Astromelia o también conocida como Lirio Peruano o Amancay, me entró curiosidad por saber de dónde provenía, si tenía historia alguna, y me encontré una linda leyenda andina.
El joven Quintral, hijo del cacique, perseguido por las doncellas dadas sus aptitudes varoniles, fuerza, valentía, sólo tenía ojos para una joven llamada Amancay. Ella correspondía a los sentimientos de Quintral, sin embargo se sentía indigna de su amor por pertenecer a una clase inferior. Un mal día, una epidemia atacó la aldea donde vivían, todos empezaron a morir sin remedio, Quintral cayó enfermo y entre sus delirios, como última voluntad pidió ver a Amancay. El padre de Quintral fue a buscarla, sin embargo cuando llegó a su morada, ella ya había partido en busca de una cura para el mal que aquejaba a Quintral. La hechicera del pueblo le había dicho que para curarlo debía darle la infusión de una planta que crecía solo en lo más alto de las montañas. Amancay logró alcanzarla, sin embargo, cuando la tuvo en sus manos, un gran pájaro se apareció diciendo ser el guardián de la flor. Amancay le contó su historia al pájaro que al final accedió a darle la flor, sin embargo, a cambio debía dar su corazón; para Amancay era un precio bajo si de esa manera su amor seguirìa viviendo.
Amancay aceptó, en el acto el pájaro guardián le arrancó el corazón con el pico. Emprendió el vuelo llevando consigo el corazón y la flor. Mientras iba volando hacía el descanso de los dioses, la sangre de Amancay manchó no sólo la flor sino también las montañas y los valles. El pájaro guardián pidió a los dioses que terminaran con la epidemia y que el sacrificio de Amancay fuera recordado de alguna manera.
La hechicera esperaba el regresó de Amancay, pero en su lugar sólo vio oscurecerse el cielo por la presencia de una ave gigantesca, además, vio aparecer en las montañas y valles, pequeñas florecillas blancas con motas rojas, sìmbolo de la sangre derramada de Amancay para salvar a su amado Quintral.
De ahí la frase "quién ofrenda Amancay está ofrendando su corazón".





Fuente: http://artigoo.com/historia-astromelias

jueves, 18 de mayo de 2017

FLORES Y HOJAS INMORTALIZADAS

Estos son algunos métodos para inmortalizar y secar flores y hojas, esperamos que sean de mucha ayuda en tus proyectos.

Método Glicerina
El método de la glicerina consiste en reemplazar el agua que contienen las plantas por glicerina. El material queda flexible, no rígido y frágil como el secado tradicional.
Se puede aplicar a flores, pero quedan oscurecidas o satinadas y por lo tanto, este método se recomienda para hojas o ramas, como vemos en las siguientes fotografías.
La glicerina se puede encontrar en farmacias o en tiendas de manualidades. También hay en el mercado mezclas con agua listas para usar.
El procedimiento consiste en sumergir por completo las ramas de árboles y arbustos u hojas grandes en un recipiente con glicerina diluida en agua (mitad de glicerina, mitad de agua). Se deja durante varios días hasta que el agua de la planta es sustituida por esta mezcla.
Al sacarlas de la glicerina hay que lavarlas con un poco de jabón y secarlas enseguida.

Método Gel de sílice
 El gel de sílice es un agente desecante, es decir, que absorbe la humedad de los materiales.
Este método permite secar cualquier flor por delicada que sea. Dalias, bulbos, tulipanes, pensamientos, gerberas... no pueden secarse al aire. Las flores así secadas quedan con un aspecto muy natural.
El inconveniente es que hay que controlar el tiempo de secado, ya que si están demasiado tiempo se queman y si es insuficiente, se estropean.
El gel de sílice lo puedes comprar en una droguería.
Atención: la sustancia azul que lleva la sílice (cloruro de cobalto) está catalogada como cancerígeno. Existen varios tipos de sílice que harán su función perfectamente y que no contienen
esta sustancia: la hay blanca que no lleva nada y la hay con un indicador naranja que es inocuo. Sólo se recomienda gel de sílice SIN indicador.
Para que realicen mejor su trabajo se deben reducir casi a polvo (apisonándolos con un rodillo, por ejemplo) de manera que puedan introducirse por todos los intersticios de las flores.
Esparce una capa de 7 cm. de espesor de cristales de sílice sobre un recipiente que tenga tapa, preferiblemente de cristal o metálico (por ejemplo, una caja metálica de pastas).
Dispón el material vegetal sobre esta capa y cúbrelo completamente intentando introducir lo más posible los cristales entre pliegues y pétalos.
Tapa el recipiente y déjalo en sitio seco y a temperatura ambiente hasta que los gránulos absorban toda la humedad del vegetal. A los 2 días comprueba si las flores están secas (el gel debe estar rosa pálido y las flores tener tacto de papel), si no es así, vuelve a tapar y mira a diario. El tiempo máximo es de 7 días. La media son 4 ó 5 días.
Cada especie a secar es distinta de las demás y por eso tiene un tiempo de secado diferente. Dependiendo del grosor de la flor puede tardar en secar desde 1 día -una flor muy delicada-, hasta una semana -un capullo de rosa muy grande-. Lo mejor es experimentar.
Apunta el tiempo que ha tardado para recordarlo la próxima vez.
En caso de que los pétalos de una flor estén secos, pero no la base, cubre sólo la parte que aún no está seca.
Si utilizas un microondas con gel de sílice, es más rápido.
El recipiente debe ser apto para el microondas. En general, se ha de seleccionar una potencia media-baja o de descongelación y tardará entre 2 y 5 minutos, dependiendo del tipo de flor. Comprueba el estado de las flores, removiéndolas y calentando de nuevo si es necesario.
Una vez secas, sácalas de la caja, sacude con cuidado la flor y con un pincel quita los gránulos de sílice que estén pegados.
El gel de sílice se puede reutilizar muchas veces. Extiende los gránulos uniformemente en un platillo llano, elimina los restos vegetales y ponlo en el horno a temperatura media. Remuévelo de vez en cuando para que se caliente uniformemente. En media hora pierde la humedad, listo para nuevo uso.
Método de  prensado de flores
  
Se trata de un método muy sencillo por todos conocidos. ¿Quién no ha metido alguna vez hojas o flores entre las páginas de un libro? Los botánicos y aficionados prensan flores para hacer herbarios.
Las flores prensadas mantienen su color original.

Clavel

También es posible secar todo tipo de frutas y verduras partiéndolas en rodajitas bien a lo ancho o a lo largo. Ejemplos: kiwi, pepino, guindilla, zanahoria, champiñón, etc.

Si es una rosa, clavel o peonía que tienen flores que abultan mucho, se pueden partir por la mitad y prensar cada trozo o prensar por separado cada pétalo y luego unirlos sobre una superficie plana. Las flores prensadas son ideales para:

- Decoración de tarjetas, sobres y otros artículos de papelería.
- Cuadros.
- Decoración de lámparas, cajas de regalo...

El procedimiento consiste en colocar las flores recién cortadas entre pliegos de papel de filtro, de periódico no satinado, papel de seda o toallas de papel y ponerle un peso encima o meterlo en una prensa. Luego se sitúa en lugar seco y a ser posible, con ventilación.
Durante los primeros días, la posición de las flores debe cambiarse con frecuencia y también renovar los papeles absorbentes, ya que en caso de permanecer mojado se podrían pudrir.
Es posible fabricarse una prensa con 2 tablas de madera de unos 2 cm. de espesor y unos tornillos con "palomillas" para apretarlos.
No mezcles en la misma capa plantas distintas, ya que su tiempo de secado es diferente.
El secado completo de las flores tardará unos 20-25 días.

Fuente: http://articulos.infojardin.com/articulos/flores-secas-secar-2.htm

jueves, 4 de mayo de 2017

8 consejos para cultivar suculentas como un jardinero profesional.

* Las suculentas necesitan macetas o containers con muy buen drenaje, ya que, son susceptibles de que las raíces sufran grandes daños si se acumula agua en el sustrato constantemente. Para conseguir sustratos con buen drenaje prepara la maceta poniendo una primera capa, la que estará en la base de la maceta, con algunas piedras de río o grava, luego otra capa de arena y posteriormente encima añadimos otra capa con humus y finalizamos con otra de tierra. El grosor de cada capa dependerá de la profundidad de la maceta, pero puedes dividirlo en 4 partes iguales, una parte para cada capa.

* Sé imaginativa y elabora diferentes composiciones con las suculentas. Es preferible tener un container o maceta un poco más grande y plantar varias suculentas formando diferentes composiciones, mezclando colores, texturas, etc. Así nos será más sencillo cuidarlas que si tenemos una planta aquí y otra allá.

* Los riegos son otro punto clave si quieres tener éxito con estas plantas. Muchas de ellas pueden aguantar bien varios días sin agua, incluso varias semanas. Si tienes suculentas de clima húmedo, ten en cuenta que quizá durante los meses más secos debas pulverizar un poco de agua sobre las plantas y colocarlas en el espacio más húmedo de la casa. Así aguantarán mucho mejor.

* Usa macetas de barro. Este material al ser poroso permite la aireación del sustrato y así, aunque en alguna ocasión nos pasemos con el riego, ayudará a impedir que las raíces se pudran. También puedes usar otros materiales más “rústicos” que permiten la transpiración como por ejemplo troncos (como en la foto de arriba) y quedan muy originales.

* Puedes aprovechar la técnica japonesa del kokedama o jardines colgantes para cultivar tus crasas así. Puede quedar muy bien con las suculentas de porte colgante como por ejemplo las Rhipsalis o cualquier variedad de los Aporocactus.


* Si buscas suculentas de exterior, una buena opción puede ser alguna variedad de Yucca. Están muy bien adaptadas a temperaturas más frías que otras crasas y son muy vistosas, con unas flores muy bonitas. En cuanto a cuidados son muy poco exigentes, sobre todo hay que evitar excesos de agua y posibles plagas de pulgones o enfermedades de hongos. Nada que no puedas evitar o combatir con remedios ecológicos para plagas del jardín.

* En el género Sedum también tienes cientos de especies crasas adaptadas a climas templados y fríos. Algunas de ellas están más adaptadas a zonas con mayor incidencia de lluvias y no necesitan tantas horas de sol directo, por lo que serían una buena opción si vives en una zona lluviosa, en semisombra y quieres crasas de exterior. Muchas de estas suculentas o crasas tienen flores tan espectaculares como la de la foto.
* Reproducir o multiplicar suculentas puede ser muy sencillo. Lo puedes hacer de varias maneras, como por ejemplo a través de semillas o de esquejes. Los esquejes los cortaremos siempre de las plantas con mayor vigor y que presenten un mejor estado de salud. Con una navaja o cuchillo afilado y bien limpio corta un esqueje de no más de 15 cm de largo y ponlo en un tarro a la sombra con un poco de agua a la que te aconsejaría que le añadieras un enraizante casero para estimular el desarrollo de raíces. Evita que los esquejes estén a temperaturas extremas, bien porque sean demasiado altas o bajas. Para favorecer la curación del corte en la planta madre déjala a semisombra los próximos tres días. El enraizado puede tardar más o menos tiempo dependiendo de si la planta tiene las condiciones más favorables para ello. Lo común es que tarde entre 20 y 60 días. Una vez ya le han salido varias raíces. Posteriormente se trasplantará a su lugar definitivo.

Con los aloes y cáctus puedes multiplicarlos a través de los hijuelos que van desarrollando a lo largo de su vida. Estos hijuelos van apareciendo a partir de las raíces de las madres y empiezan a brotar desde dentro de la tierra. Si no los vas a querer simplemente córtalos con cuidado con una navaja bien afilada y limpia. Así no restarán savia a la planta madre. Pero si vas a quererlos para tener más plantas sólo tienes que dejarlos crecer un poco (dependerá de la crasa, pero por ejemplo con la aloe o sábila lo dejas que crezca unos 15 cm) y posteriormente procedemos a cortarlos. Los dejamos en ese mismo lugar durante otro mes, para que eche raíces y a partir de ese momento los trasplantamos con cuidado de no dañar las raíces del hijuelo ni de la planta madre.



Fuente : http://www.ecoagricultor.com/cultivar-suculentas-crasas-jardinero-profesional/

viernes, 24 de marzo de 2017

HIDRATACIÓN DE HORTENSIAS



Las Hortensias son flores espectaculares usadas en su mayoría para realizar arreglos florales para eventos sociales.
Sin embargo, esta hermosa flor requiere de mucha hidratación para que su vida sea larga y duradera, el plus que tiene trabajar con los diferentes tipos de Hortensias es que tienen gran capacidad de rehidratación por lo que devolverles vida será muy sencillo, aquí dejamos algunos tips para mantenerlas siempre frescas.


ü Si vas a transportar hortensias esta siempre debe estar empacadas en papel cartón o craf.
ü Las Hortensias deben tener una espuma húmeda durante su transporte o almacenamiento para mantenerlas hidratadas.
ü Si las Hortensias están bastante deshidratadas lo más aconsejable es hidratarlas con agua helada.
ü Siempre se deben quitar las hojas para evitar que entren en contacto con el agua.
ü Una vez que se empiecen a deshidratarse se debe cortar un centímetro de tallo y sumergirlas en su totalidad incluida la flor en un recipiente con agua.
ü Una vez tengas tus arreglos florales armados hidrata las hortensias con un spray.







jueves, 23 de febrero de 2017

COMO REVIVIR UN ARBOL DE BONSAI

Te dejamos estas recomendaciones para revivr un hermoso bonsái.
1.         Utiliza tijeras de podar afiladas y estériles para eliminar cualquier parte del bonsai que no se pueda salvar, como ramas muertas o rotas, y follaje y tallos marchitos. Recorta las ramas por el tronco o líder.
2.        Mira a ver si los cambiums de las áreas de corte son de color verde y claramente saludables. Tienes posibilidades de que tu bonsai se recupere si el cambium es saludable ya que esto demuestra que el árbol sigue siendo viable. No te asustes si estos en algunas zonas están secos, mientras que otros no lo están.
3.        Retira el bonsai de su maceta para podar las raíces y replantarla. Inspecciona el sistema de raíces a fondo. Utiliza tijeras afiladas y estériles para podar las raíces muertas y marchitas. Retira todas las raíces infectadas, muertas y dañadas del sistema. Corta estas áreas de la masa de raíces.
4.       Coloca el bonsái en un recipiente de vidrio limpio y llénalo con agua tibia para que llegue un poco más allá del sistema radicular. Deja que el árbol descanse en el agua mientras limpias su maceta y creas tu mezcla de tierra.
5.        Lava el recipiente con un detergente suave y agua tibia. Asegúrate de eliminar cualquier partícula que esté pegada a la parte interna del recipiente. Crea una mezcla abierta y porosa de suelo que tenga buenas cualidades de retención de agua. Incorpora la misma cantidad de tierra para macetas rica en nutrientes, perlita y musgo sphagnum. Mezcla a fondo para lograr un suelo bien balanceado.
6.       Alinea cada uno de los agujeros de drenaje con malla de alambre y luego llena un tercio de la maceta con la mezcla de tierra. Centra el bonsai en el recipiente y llena el resto del contenedor con tierra. Toma tu bonsai, y colócalo en un fregadero o un cubo si es demasiado grande. Llena el fregadero con agua tibia para que llegue a aproximadamente 1 pulgada (2,54 cm) por encima de la superficie del recipiente. Permite que tu bonsai se asiente en el agua hasta que las burbujas dejen de subir
7.        Retira tu bonsai del agua y permite que el agua fluya por los agujeros de drenaje. Coloca el bonsai en un lugar cálido, con sombra parcial. Elige un lugar bien ventilado para promover el buen desarrollo de las células
8.        Dale a tu bonsai algún tiempo para regenerarse. Sé paciente ya que este puede esperar hasta la siguiente estación de crecimiento antes de que aparezcan verdaderos signos de revitalización. Riégalo profundamente y con poca frecuencia con agua tibia. Permite que el suelo seque ligeramente entre riegos para evitar el exceso de agua.

 http://www.ehowenespanol.com/revivir-arbol-bonsai-moribundo-como_368643/

miércoles, 18 de enero de 2017

MINI JARDIN AROMATICO ORGANICO

Hoy te enseñaremos a hacer  tu propio mini jardín orgánico sigue los pasos y descubre la magia de la jardinería en casa.

Que necesitas:

1-      Una maceta con divisiones o varias macetas pequeñas, estas pueden ser de colores o diseños según tu gusto, asegúrate que estas tengas orificios en la parte inferior para que cuando riegues las plantas el agua restante pueda salir y no ahogue la planta.
2-      Semillas de las plantas aromáticas, las que desees plantar.
3-      Tierra orgánica libre de químicos y fungicidas.

Recomendaciones:

El objetivo de plantar hierbas aromáticas es que estas sean orgánicas y libres de pesticidas  y sirvan  para tu uso en las preparaciones en casa.
Las plantas deben ser regadas con agua limpia mínimo 2 veces por semana  y se deben revisar para quitar los residuos de hojas.
No se debe poner grandes cantidades de agua ya que la planta puede ahogarse y las semillas se ponen débiles y  mueren.
Nunca deben ser regadas con químicos ni pesticidas. Puedes preparar un abono orgánico con las cascaras de las verduras que uses en casa.